“COMO FORTALECER LA UNIÓN FAMILIAR”

Nos proponemos ser cada vez mejores padres, dedicarles más tiempo a nuestros hijos y fortalecer los lazos que nos unen con ellos. Pero no resulta fácil cumplirlo con las múltiples presiones y responsabilidades que tenemos. Entonces, aunque nuestro compromiso sea honesto y positivo, es posible que nos enfrentemos, de nuevo, al “no tuve tiempo para hacerlo”

Es nuestra misión como padres establecer una relación constructiva con nuestros hijos. Para lograrla necesitamos conectarnos con ellos desde sus sentimientos, es decir, sintonizarnos con lo que sienten en cada momento de su vida. Cuando lo logramos, se sienten acogidos, comprendidos y valorados. Crecen en la seguridad de que tienen un lugar relevante en nuestra vida y que son importantes en la familia. Podemos lograr esta conexión y fortalecer la relación con nuestros hijos en las actividades y rutinas de todos los días.

3 PASOS PARA CONOCER A NUESTROS HIJOS:

Observar: No es solo mirar, es darnos cuenta de lo que ellos hacen y lo que nos están diciendo a través de su comportamiento.

Escuchar: Escucharlos no necesariamente implica darles consejos o decirles lo que deben hacer. Muchas veces solo quieren que entendamos cómo se sienten, y oírlos abre la puerta a la comunicación con ellos. Así podremos saber lo que están viviendo, sin corregir, dirigir o juzgar.

Compartir: Es importante que realicemos en equipo actividades con ellos. Por ejemplo, las rutinas de la casa, sus actividades escolares y espacios de juego. Cuando compartimos, creamos sentido de pertenencia y les enseñamos la importancia de dar y recibir afecto.

¿CÓMO LOGRARLO?

Aprovechar las mañanas: Dedicarles unos pocos minutos al despertar, para decirles algunas palabras amorosas antes de iniciar la carrera del día.

Compartir historias con ellos: Contarles acerca de las historias de nuestros abuelos, cómo vivían antes, que los identifica como familia, cómo fue su nacimiento, etc., acrecentan su nivel de pertenencia a la familia.

Salir de casa: Jugar con ellos en espacios al aire libre, teniendo en cuenta los gustos de cada uno y sus habilidades físicas. Podemos montar en bicicleta, patinar, correr, jugar fútbol, practicar algún deporte, caminar con el perro o subir a la montaña.

 

Estar en familia: Realizar rituales de unión familiar como comer juntos, ver una película los sábados, organizar celebraciones especiales. Estas actividades que se realizan con frecuencia, nos dan sentido de pertenencia, construyen identidad y generan seguridad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *