ELEMENTOS DIFERENCIADORES.

Los padres de familia disfrutan de un servicio educativo, que facilita su dinámica de vida familiar y laboral.

Nuestro proyecto de formación es integral, no solo desarrolla los aspectos intelectuales y académicos, si no que aborda todas las dimensiones de nuestros alumnos como personas: físico, emocional, intelectual, social y espiritual.

El desarrollo de hábitos y conductas sanas y productivas son resultado fundamental de la experiencia diaria de aprender en  nuestra escuela.

Aprender inglés y aprender en inglés es desarrollar una competencia que permite a nuestros alumnos ser ciudadanos del planeta, el idioma inglés les permite comprender el mundo, sus culturas y con ello poder relacionarse a nivel internacional.

Las nuevas generaciones son aprendices digitales, han nacido en la era donde los avances de  la tecnología y la digitalización de la vida diaria exigen de  las  experiencias escolares un acompañamiento significativo. En nuestras experiencias de aprendizaje usamos los recursos tecnológicos para que el maestro enseñe y el alumno aprenda, dándole un uso formativo a lo que comúnmente solo se usa para comunicación y recreación.

La vida escolar se convierte en un ecosistema en el que se toma conciencia de que, como seres humanos, somos parte de la naturaleza; ecología no es una materia en el programa, ser ecológico es darse cuenta de que somos el entorno y que de nuestras decisiones y conductas dependen la salud y la vida.

Nuestro modelo de aprendizaje escolar busca el desarrollo de competencias. Al integrar conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y valores, cada uno de  nuestros alumnos logra  un  perfil que lo convierte en un profesional exitoso que busca el bienestar social y la transformación constante.

Nuestro proyecto educativo toma en cuenta que  la vida  funciona no desde la individualidad de las personas si no del trabajo en equipo y de forma colaborativa, por  lo cual  se busca siempre la realización personal, la productividad y el servicio a través de saber convivir y trabajar en equipo.

Toda persona debe desarrollar actitudes y habilidades para ser líder y colaborador. Liderazgo al desarrollar visión y ser de influencia positiva  para  los  demás y seguidor al ayudar y servir en grupo bajo el mando o la autoridad de otra persona , la experiencia formativa en nuestro proyecto impacta la vida de  nuestros alumnos logrando en ellos estas cualidades.

Nuestro proyecto educativo pone énfasis especial en la dimensión trascendente o espiritual de cada niño y cada  joven, creemos que la existencia tiene   un sentido que va más alla de producir bienes materiales y temporales, valores como el amor y el servicio son clave para desarrollar una vida sana  y equilibrada.

Toda la experiencia formativa de nuestros alumnos se  realiza a través del acompañamiento de sus maestros, que no solo son profesionales competentes  en su labor pedagógica si no que son personas que han logrado madurez y un nivel de conciencia que les permite ser modelo y guía para aprender a aprender y desarrollar competencias para la vida.