PLANTEAR DERECHOS Y DEBERES ES VITAL PARA EDUCAR A UN HIJO ADOLESCENTE

Cuando entran en la adolescencia, nuestros hijos comienzan a hacernos más exigencias.  Se vuelven más tozudos, orgullosos y con reacciones que no entendemos.

Están creciendo y adentrándose en el mundo de los adultos teniendo aún pies de niño. Y no es fácil. Piensa en ellos como en un pequeño caos hormonal y personal dentro del cual tienen que encontrarse como las personas que serán.

Para educar a un hijo adolescente es necesario crear oportunidades de aprendizaje. Ellos exigen más derechos y libertades, sin ver con objetividad si sus acciones tienen riesgos o no. Lo mejor que podemos hacer es mantener un equilibrio con el tema “derechos-deberes”:

Puedes permitirles salir el fin de semana, siempre y cuando hayan cumplido en el colegio.

También que vengan a casa a la hora establecida.

En caso de llegar más tarde o incluir en una norma, deben perder privilegios.

Es necesario exigirles que se responsabilicen de sus estudios y sus acciones.

Lo importante es que todo adolescente aprenda que la vida está llena de normas y exigencias, no solo para ellos sino también para los adultos. Recuerda también que si estableces normas, que sean fijas. No les perdones las cosas un día sí y otro no, porque de lo contrario, nos perderán el respeto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *