Escuela María Luisa Pacheco

 Esta escuela no sólo son los edificios que nos albergan, la escuela somos todos nosotros, todos los que la vivimos cada día, los que soñamos y cultivamos esos sueños hasta que se apoderan de nuestra realidad.

Secundaria

A lo largo de 78 años, la Escuela María Luisa ha sido un espacio de tránsito entre la familia y la sociedad y el mundo del trabajo. Por eso, tiene un componente cultural, la transmisión del conocimiento acumulado a las nuevas generaciones y un comportamiento socioeducativo, la inoculación de valores, normas, hábitos y actitudes.  Estas funciones, según las épocas y los modelos de socialización educativa, han estado presente en cada uno de los corredores que conforman esta hermosa escuela.

A diario  cada docente, directivo y administrativo fortalecemos la diversidad, contribuimos así a democratizar las oportunidades de formación y, en consecuencia, combatir la exclusión. La escuela debe buscar ser un espacio en el que se aprende a partir de las interacciones del día a día, un lugar para ejercicio de la ciudadanía y la convivencia, ser un referente, ser transformadora, dinámica y abierta.

En estos tiempos de incertidumbre y de cambios sociales, la Escuela María Lisa Pacheco  tenemos muy claro nuestro papel histórico y nuestra responsabilidad social

La escuela después del hogar suele ser el pilar fundamental que tendrá lugar en la vida de nuestros alumnos. Esta institución de formato clásico y libre, es necesaria para promover el pleno desarrollo de los estudiantes frente a la sociedad. Dentro de las funciones de la escuela se encuentran la de ayudar a desarrollar adultos capaces de enfrentar solos los problemas de la vida. Estamos convencidos en que  profundizar y ampliar la capacidad de pensamiento de cada individuo en particular. Es decir, el desarrollo de la persona en sus aspectos físicos, psicológicos y emocionales, entre otros a través de herramientas prácticas y/o teóricas, se centran todos los valores y conocimientos del estudiante  en pos de una mayor integración del mismo en el plano social.

Hacemos hincapié en la evolución de la persona en todos sus aspectos, fortaleciendo su autoestima y generando conciencia en la toma de decisiones. El alumno estará refugiado en argumentos y conocimientos contundentes.

En estos tiempos de incertidumbre y de cambios sociales, la Escuela María Lisa Pacheco  tenemos muy claro nuestro papel histórico y nuestra responsabilidad social. Hoy como ayer aprendemos del pasado y seguimos con paso firme a aquellos que nos precedieron, hombres y mujeres de su tiempo que se entregaron con responsabilidad y con las bases para ser unos ciudadanos excepcionales. Esta escuela no sólo son los edificios que nos albergan, la escuela somos todos nosotros, todos los que la vivimos cada día, los que soñamos y cultivamos esos sueños hasta que se apoderan de nuestra realidad.