COMO APLICAR LÍMITES A LOS NIÑOS EN EDAD PREESCOLAR

Coordinación Preescolar

Para educar de manera eficaz a los niños en edad preescolar, debemos marcar las reglas en casa con el objetivo de cumplirlas. Hacerlo de manera coherente y con firmeza. Una de las consecuencias educativas es establecer las normas y marcar límites, para no llegar a la falta de respeto, que se produce cuando hablamos demasiado, exageramos en la emoción, y en muchos casos, nos equivocamos en nuestra forma de expresar con claridad lo que queremos o lo hacemos con demasiada autoridad.

 

aprendizaje_visual

Objetividad. Es frecuente escuchar “pórtate bien”, no hagas eso”, “no toques esto o aquello”. Los niños entenderán mejor un límite bien especificado con frases cortas y órdenes precisas. ‘Habla bajito en una biblioteca’; ‘agarra mi mano para cruzar la calle’ son algunos ejemplos de formas que pueden aumentar sustancialmente la relación de complicidad con tu hijo.

 
aprendizaje_auditivo

 

Opciones. En muchos casos, podemos dar a nuestros hijos una oportunidad limitada para decidir cómo cumplir sus órdenes. La libertad de oportunidadhace que un niño sienta una sensación de poder y control, reduciendo las resistencias. Por ejemplo: “Es la hora de vestirse. ¿Quieres elegir tu ropa o lo hago yo?” Esta es una forma más fácil y rápida de dar dos opciones a un niño para que haga exactamente lo que queremos.

Firmeza. Cuando existe una resistencia a la obediencia, nosotros necesitamos aplicar el límite con firmeza. Por ejemplo: “Vete a tu habitación ahora” o “Los juguetes no son para tirar”. Los límites firmes se aplican mejor con un tono de voz seguro, sin gritos y un gesto serio en el rostro. Los límites más suaves suponen que el niño tiene una opción de obedecer o no. La firmeza está entre lo ligero y lo autoritario.

 

Explica el porqué. Cuando un niño entiende el motivo de una regla como una forma de prevenir situaciones peligrosas para sí mismo y para otros, se sentirá más animado a obedecerla. De esta manera, cuando se aplica un límite, lo mejor es explicar al niño por qué tiene que obedecer. Entendiendo la razón, los niños pueden desarrollar valores internos de conducta o comportamiento y crear su propia conciencia. Antes de dar una larga explicación que puede distraer a los niños.